La FEG denuncia al Documental "Febrero, el miedo de los galgos"

El documental contiene información errónea que perjudica gravemente el honor y la imagen de los miembros de la federación y de los amantes de los galgos • En los últimos años se han vertido numerosas informaciones falsas sobre la situación de los galgos en nuestro país que están contribuyendo a crear una leyenda negra alejada de la realidad • Los informes del SEPRONA demuestran que los datos de abandono y maltrato de galgos frente a otras razas de perros son muy inferiores • La federación pone en tela de juicio las intenciones de algunas protectoras de animales que pueden estarse lucrando con la creación de esta leyenda negra

Madrid, 3 de abril del 2014. La Federación Española de Galgos (FEG) denuncia a WAGGINGTALE FILMS, productora del documental “Febrero, el miedo de los galgos” y solicita la rectificación de los datos falsos que aparecen en el mismo.

 

En el documental se indica que 190.000 galgueros federados practican la caza libre con galgos. Este dato no es cierto, ya que únicamente existen en nuestro país 10.282 galgueros federados. Igualmente, se afirma que más de 50.000 galgos son sacrificados o abandonados cada año. Este dato es igualmente falso, tal como se demuestra en el informe elaborado por la Dirección General de la Guardia Civil a través del SEPRONA en el que se recoge que las infracciones penales y administrativas que tuvieron al galgo como raza  afectada el pasado año no llegan al 4% de los 50.000 indicados en el documental. Además, el informe recoge que la mayor parte de estas infracciones fueron robos.

A través de esta denuncia, presentada el pasado 26 de marzo en los juzgados de Madrid, la federación solicita la rectificación de los datos erróneos anteriormente indicados. No se pide ningún tipo de compensación económica. Únicamente se trata de rectificar unos datos falsos, que atentan contra el honor y la veracidad de los amantes de los galgos, y que  están contribuyendo a crear una leyenda negra alejada de la realidad.

La leyenda negra de los Galgos

En los últimos años se han vertido cientos de informaciones sensacionalistas que sirven para desvirtuar y vejar a los criadores y amantes de los galgos. Informaciones relativas al maltrato y abandono de galgos que no son ciertas y que contribuyen a crear una leyenda negra que se aleja de la realidad.

Luis Ángel Vega Herrera, Presidente de la  FEG “Desde la Federación Española de Galgos somos conscientes de que, como en todo colectivo, puede existir una minoría, normalmente personas de círculos sociales marginales, que pudieran realiza ese tipo de acciones, pero la realidad y los datos avalados de los informes del SEPRONA y algunas otras instituciones, demuestran que los datos alarmantes vertidos en este documental no son ciertos” y añade “Este tipo de informaciones falsas está causando mucho daño a los amantes de los galgos”.

Los informes elaborados por el SEPRONA los últimos años demuestran que las denuncias de abandonos, maltrato y ahorcamientos son mucho menos numerosas en la raza galgo que en el resto de razas, pese a que esta raza de perro es la más abundante en España con mucha diferencia. Según los datos de los informes facilitados  por el SEPRONA, durante un año se registraron en España 426 denuncias de perros abandonados: 62 de ellas de galgos, 122 de perros de caza y 242 de otras razas. Respecto a perros ahorcados, se registraron 14 casos, de los cuales  únicamente 1 era un galgo. En cuanto a animales maltratados o asesinados, del total de 75, 7 eran galgos. Estos datos, objetivos y verificados, están muy alejados de los 50.000 galgos sacrificados o abandonados cada año que indica el documental.

Muchas de estas difamaciones y noticias mal intencionadas, y no reales, han sido difundidas por asociaciones animalistas y sociedades protectoras de animales que intentan desprestigiar y enfrentar a España y Europa con la afición y el deporte con galgos. Desde la Federación Española de Galgos, se quiere invitar a la sociedad a informarse y reflexionar sobre las intenciones de algunas protectoras de animales que pueden estar lucrándose con la creación de esta leyenda falsa.  Y es que el importe que recibe una protectora por cada galgo español que es enviado a un país europeo se estima entre los 600 y 1000 euros, mientras que al mismo tiempo en esos mismos países se sacrifican sus perros abandonados por falta de familias adoptantes.

Sin embargo, si es cierto que hay un problema real que ataca al deporte con galgos: el robo de galgos (más del 50% de los perros que se roban en España son de la raza galgo). Es en el único dato estadístico que supera al resto de razas. Los casos detectados de maltrato o abandono (62 abandonos, 1 ahorcamiento y 75 maltratos o asesinatos) están en la mayoría de los casos ligados a los robos. Por tanto, no son los galgueros quienes incurren en este tipo de prácticas, sino los ladrones de galgos.

El papel de la Federación Española de Galgos en la lucha contra los robos de galgos

La Federación Española de Galgos  trabaja desde hace años en contra del robo, el maltrato y el abandono de galgos. En esta línea de trabajo dispone de un Libro Registro de Orígenes en el que todos los galgos de sus federados están registrados desde el nacimiento.  Para ello,  todos los reproductores deben disponer de una muestra de sangre en el banco de ADN de la FEG, además de la identificación electrónica y el tatuaje federativo.  Además, todos los federados disponen de un  Seguro de Responsabilidad Civil para incluido de forma obligatoria con la tarjeta federativa. Por ello, la federación puede garantizar que todos los galgos de sus asociados están perfectamente registrados, identificados, protegidos y controlados. No existe ningún tipo de maltrato o abandono entre los 10.282 galgueros federados.

En el futuro la FEG estudia poner en marcha importantes mejoras con los proyectos conjuntos con la Universidad Complutense de Madrid mediante los análisis de las muestras de su banco de ADN, asi como las posibles titulaciones para los preparadores federados.

La FEG quiere realizar un llamamiento a todas las partes implicadas para iniciar un diálogo constructivo y dar a conocer de una forma seria su deporte.