Oscar Hernández Zarzuelo

Nací en el 1972 en Tordesillas donde resido, licenciado en Ciencias de la actividad Física y el Deporte y profesor de Secundaria de profesión, llegué al mundo de los galgos de distinta manera que Miguel Ángel. Mi padre era galguero cuando yo nací y así me lo inculcó desde bien pequeño, mi primera licencia de caza data del año 1977, con lo que tan solo con 5 años ya andaba por ahí corriendo liebres.

 

En aquellos años mi padre no conocía la competición y sin embargo la perra de la que guardamos aún hoy mejor recuerdo es de “VELETA” (1977-1983). Aquella perra española de las de verdad, de las que lo demostraba día a día funcionalmente en el campo, la daban igual liebres de 1 minuto que de 5, correr sola que acompañada, aquella perra demostró ser lo que hoy llamaríamos una super-clase.  Tordesillas siempre ha sido un nudo de carreteras, pues bien, recuerdo en cierta ocasión, corriendo un liebre “Veleta”, la cual decidió buscar el perdedero del otro lado de la nacional 122, siendo la perra golpeada y lanzada contra la cuneta por una furgoneta, incorporándose como pudo y no cesando hasta dar con la muerte de la liebre. Aún hoy cuando habló con los galgueros de aquel entonces recuerdan éste y muchos otros detalles que “Veleta” nos dejó para el recuerdo.

“Veleta” se convertiría en el santo y seña de nuestra cuadra y desde entonces hasta el año 2002 hemos estado corriendo descendientes directos de la misma.

En el año 1984 “ENDRINA” corre y gana el local de Tordesillas con unos ejemplares ese año de excelente calidad. Más tarde iría los octavos de final del regional siendo descalificada por no entrar en traílla.

En el año 1989 otra perra hija de “Endrína”, “CHARRA” disputaría la semifinal del regional  eliminada con una total injusticia por los jueces de dicha carrera. A raíz de la misma mi padre decidió no volver a presentar perro a campeonato ninguno y a creer más bien poco en la justicia galguera de aquel entonces.

Al año siguiente me traslado a completar mis estudios universitarios a Granada y me desligo momentáneamente del mundo galguero, tan solo conformándome en época de vacaciones de Navidad en ir a ver los campeonatos de España que se disputaran cerca de mi localidad. Al finalizar mis estudios y aprobar las oposiciones en el año 1997 me instalo definitivamente en Todesillas y comienzo nuevamente a entrenar galgos para la competición. Rescatando de entre ellos a "OLIVA", "RATA" , "KIKA" Y "CARTUJA", esta última, disputando la semifinal del regional en el presente año 2004. Sin embargo mi preocupación va más allá de entrenar y competir, intento darle a este mundo el rigor científico que creo que le falta. Me hizo crono y posteriormente juez en el año 2001, formo parte de la junta directiva, en calidad de secretario, del coto de Tordesillas y la Cantera, vocal en la Junta Directiva del “Club Nacional Galgo Español” e intento archivar todo la documentación que está a mi alcance, en lo que a galgos se refiere.

Mi amistad con Miguel Ángel viene del campeonato de la “Sevilla”, cuando me interese por un chaval que todo que tocaba se convertía en oro. En ese mismo año me trasladan como profesor a Toro donde conozco a su hermano David y a través de él contacto con Miguel. Si hay algo que debo destacar de él es lo buena gente que es tanto en el campo como en el bar, cosa rara en este mundo.

Desde entonces mantenemos una relación de amistad desinteresada en todos los sentidos y que hace que a los dos nos sea más llevadero esta afición, tan apasionante pero a la vez tan cruel e injusto en ocasiones.